El Respira-amigo

Cada niño escoge su peluche favorito,

se acuestan en savasanah, postura de descanso boca arriba,

colocan al respira-amigo sobre tu pancita,

toman aire y lo botan por la nariz,

los niños van a notar cómo sube y baja su amiguito, al inhalar y exhalar,

podemos imaginarnos que van en un barquito y somos como las olas del mar.

“Namasté”

Este es un sencillo ejercicio de respiración consciente que le encantará a toda la familia.

Duración 2 – 3min o lo que necesiten los peques.